Le juró amor eterno a su novia ante la Virgen de Guadalupe pero días después la ahorcó

January 21, 2016

 

Huejotzingo, Puebla.­ Un mes antes de asesinarla, Óscar le juró amor incondicional a su novia Adriana, ante la Virgen de Guadalupe. El 14 de enero, bajo el influjo del alcohol y arrastrado por los celos estranguló a la joven de 17 años, desnudó su cadáver, le introdujo un palo para fingir que fue violada y la arrojó a un barranco a las orillas del río Xopanal, en el municipio de Huejotzingo. En la red social Facebook, Oscar Flores, de 20 años de edad, presumía su amor a Adriana. Ambos lucían como una pareja enamorada y todos los días se dejaban mensajes en sus muros públicos. De acuerdo con las publicaciones, su romance llevaba menos de un año. Diariamente compartían fotografías en dicha red social y hacían comentarios en los que juraban estar enamorados. El jueves 14 de enero Óscar pasó por Adriana a su casa. Ella pidió permiso a su familia. Sus padres sabían que salía con el joven. Esa tarde bebieron unas cervezas en un paraje de Huejotzingo, según las indagatorias realizadas. Cuando Adriana se sintió “muy mareada” por el alcohol le pidió a su novio que en vez de llevarla a su casa la acompañara al domicilio de una amiga. Fue entonces que Óscar desconfió de Adriana y le reclamó porque pensaba que quería pasar por la casa de su ex novio. De los gritos pasaron a los golpes y vino entonces forcejearon. Ella intentó defenderse con un rodillazo que atinó a dar en la entrepierna de Óscar. Él enfureció y la cacheteó. La tiró a golpes. Ya en el suelo se colocó sobre Adriana y la asfixió. Arrastró el cuerpo hasta la orilla del río y rápidamente le quitó la ropa. Óscar pensó hacer pasar todo como una violación. Tramó culpar al ex novio de Adriana. Tomó un palo y penetró el cadáver para hacer más verosímil la historia que contaría cuando le preguntaran por ella. Después arrojó el cuerpo en una barranca. No escapó ni temió ser aprehendido. El 18 de enero los restos de Adriana aparecieron. Personal de la Policía Municipal de Huejotzingo ubicó el cuerpo desnudo de la jovencita. La familia de inmediato señaló a Óscar como el principal sospechoso y exigió a las autoridades que el novio fuera presentado a declarar ese mismo día. Originalmente Óscar aseguró que el ex novio de Adriana era el responsable. Muy seguro de su versión dio demasiados detalles a los ministeriales así que finalmente admitió los hechos. A la par, el Servicio Médico Forense determinó que el cuerpo de Adriana no presentaba violencia sexual, sino que con un cuerpo fusiforme, una vara o un palo, se provocó una lesión que perforó el útero de la jovencita. Al ser descubierto, Óscar ofreció dinero a los agentes ministeriales para que no lo detuvieran, lo que únicamente provocó que se le sumara un delito más, el de cohecho. Se espera que este jueves se le consigne por los delitos de violación equiparada, feminicidio y cohecho

Please reload

© 2016  periodicodenunciaciudadana.com