Castración química a violadores: PRI

March 29, 2016

 

La fracción priísta en la Asamblea Legislativa insistirá en su iniciativa de aplicar la castración química a violadores, bajo el nombre de inhibición sexual, la cual consistirá en el bloqueo de la producción de andrógenos, en este caso la testosterona, para bajar sus niveles y con ello disminuir el líbido de los culpables.

En conferencia de prensa, Israel Betanzos y Jany Robles, asambleístas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), manifestaron ayer su disposición de discutir su propuesta con especialistas, representantes de derechos humanos y todos los partidos políticos para enriquecerla.

Los legisladores capitalinos citaron cifras de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México según las cuales se cometen seis violaciones diarias, pero las organizaciones no gubernamentales aseguran, dijeron los priístas, que se registran nueve al día.

Asimismo, las estadísticas de la dependencia indican que a bordo de los taxis de la capital se verifican entre seis y ocho abusos sexuales. Con base en esos datos, es que Jany Robles Ortiz e Israel Betanzos Cortes retomarán la iniciativa de reformas al Código Penal y la Ley de Salud para el Distrito Federal, con el propósito de integrar al Catálogo de Penas el tratamiento de inhibición sexual para delincuentes sexuales.

La legisladora recordó que dicha propuesta de castración química se presentó en su momento por asambleístas priístas de la V Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), pero, subrayó, que debido a la composición política de esa legislatura, con una insensible mayoría perredista, la iniciativa fue desechada. “Ahora las condiciones son distintas y las decisiones se asumen por el consenso de los integrantes de este órgano parlamentario”.

Agregó que la nueva integración de la Asamblea Legislativa, con 30 diputadas listas para debatir temas tan sensibles, como el de inhibición sexual, permitirá un análisis objetivo y la oportunidad de incorporar esta disposición legal para que violadores y abusadores sexuales reciban un tratamiento químico que inhiba su enfermedad.

A su vez, Israel Betanzos, coordinador de la fracción priísta en la ALDF, dijo que dialogan con asambleístas de las otras bancadas para alcanzar los consensos necesarios que permitan la aprobación de dicha iniciativa.

Jany Robles precisó que con las reformas que se propondrán al Código Penal del Distrito Federal, aquellos individuos que sean condenados por los delitos de violación o abuso sexual, no podrán recibir el beneficio de una pena sustitutiva de prisión; “esas personas recibirán obligatoriamente tratamiento de inhibición sexual, y si son reincidentes, el tratamiento será permanente”.

Explicó que los medicamentos que actualmente se aplican para la inhibición del deseo sexual ocasionan un bloqueo a nivel cerebral de la glándula hipófisis, lo que disminuye la producción de andrógenos, en este caso la testosterona.

Detalló que la iniciativa prevé crear un centro de atención para delincuentes sexuales, que dependerá de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México en su planeación, organización, operación y funcionamiento, así como el Registro Local de Delincuentes Sexuales.

Finalmente, los priístas opinaron que dicho tratamiento es una opción de pena que no puede ser percibida como una medida radical, sino prudente y justa, ante criminales de éstas características. “Exploraremos con los organismos defensores de los derechos humanos, en qué momento terminan los derechos de los violadores y cuándo inician los de las víctimas de ese delito”.

Please reload

© 2016  periodicodenunciaciudadana.com