Los Zetas no respetan ni a los mas jodidos: artesano hidalguense que oferta ollas y cazuelas en SLRC

March 2, 2016

 

Los Zetas no respetan ni a los mas jodidos: artesano hidalguense que oferta ollas y cazuelas en SLRC

Abordado por este portal mientras recorría la calle sexta bajo el sol del medio día, el oriundo del estado de Hidalgo detallo que si bien es cierto las altas temperaturas son insoportables en el noroeste mexicano, nada se compara con la pobreza que antaño vivió en su tierra natal, ya que según recuerda, esa fue la principal causa que lo orilló a retomar el oficio de sus antepasados y ofertarlo en nuevos horizontes

Israel Calzada / La Prensa
San Luis RC (LP).-"En San Luis vine a conocer el meritito infierno, carnal", así se expresó Esteban Santiago Pérez, quien cargando casi 40 kilos de barro natural en forma de jarras, ollas y otras curiosas artesanías, revelo a LA PRENSA que desde hace mas de 25 años soporta este y otros embates del clima en su recorrido por diversos municipios del país con la única consigna de "mantener y sacar adelante a la familia"

Abordado por este portal mientras recorría la calle sexta bajo el sol del medio día, el oriundo del estado de Hidalgo detallo que si bien es cierto las altas temperaturas son insoportables en el noroeste mexicano, nada se compara con la pobreza que antaño vivió en su tierra natal, ya que según recuerda,esa fue la principal causa que lo orilló a retomar el oficio de sus antepasados y ofertarlo en nuevos horizontes

"Esto de fabricar las cazuelas, ollas y las artesanías de barro viene de nuestros antepasados y es un arte, ya que desde hace mas de 25 años, mis cuñados y yo las elaboramos y salimos a otros estados para venderlos, ya que allá en Hidalgo hay mucha envidia y competencia", revelo

 

De Hidalgo hasta el ultimo rincón de Sonora y Baja California

A pregunta expresa, Santiago Pérez asevero que la fabricación de sus artesanías le absorbe cerca de mes y medio, y agrego, que  invierte otros dos meses por los municipios del país para vender la totalidad de sus productos.

"Nosotros visitamos Mazatlán, Culiacán, Los Mochis, Caborca, Hermosillo, Obregón, Sonoyta y ahora San Luis. Aquí nos vamos a quedar una semana, y después apuntaremos a Baja California. La meta es terminar todo el material en la ciudad de Tijuana y San Quintín y después regresar a nuestras casas allá en Hidalgo", acoto optimista 

En ese tenor, el artesano apunto que en un día de trabajo llega a recorrer hasta 50 cuadras del municipio para así lograr la venta de sus cazuelas. Asimismo, agrego que en los 25 años que tiene arribando a esta frontera a logrado establecer amistad con buenas personas que le brindan hospedaje en su hogar.

"A veces nos quedamos mas tiempo del que tenemos previsto, ya que tenemos que vender las cinco mil piezas que traemos desde Hidalgo, y pues la verdad es difícil porque en ese tiempo uno no deja de extrañar a la familia", lamentó

Ante este escenario, Santiago Pérez asevero que no desea que sus hijos sigan con la tradición familiar, ya que menciono que desde hace mucho tiempo, el vender artesanías en las calles ha dejado de ser un buen negocio.

"Yo prefiero fregarme el lomo y que mis hijos no sigan este oficio, ya que es muy difícil y además ha dejado de ser un buen negocio por tanta piratería china que hay en el mercado. A causa de todo eso, nuestras piezas ya no logran venderse como antes", dijo

 

Los Zetas: heraldos de la muerte

Por ultimo, el artesano revelo que entre los estados mas violentos que le ha tocado visitar, la zona de Chihuahua es la mas peligrosa, ya que incluso menciono que el grupo delictivo de los Zetas lo han amenazado de muerte al pedirle "la cuota" por vender sus productos en dicho territorio.

"El estado de Chihuahua es el mas violento y por eso ya no lo visitamos. En ese lugar, hemos sufrido abusos y extorsiones por parte de la delincuencia organizada. Ellos (los Zetas) no respetan nada ni a nadie, ya que no les importa que uno este jodido, de cualquier forma te siguen para ubicarte y después subirte a las camionetas donde nos han asaltado y golpeado", dijo

Pérez reveló que la cuota que les fijan los temidos Zetas oscila entre los cien y doscientos pesos diarios para cada uno de los vendedores que tienen la mala fortuna de realizar recorridos por sus territorios.

"Por ese motivo ya no visitamos el estado de Chihuahua, ya que el no pagarle a la pinche delincuencia organizada es romper las reglas de los mendigos Zetas. Además la propia autoridad te echa de cabeza por unos cuantos pesos y terminan hostigándote hasta que te vayas", dijo finalmente

 

Please reload

© 2016  periodicodenunciaciudadana.com