Era casado y al enterarse que su ‘novia’ estaba embarazada… ¡la mató!

February 26, 2016

 

Puebla, Puebla.- De un balazo en la cabeza fue como Rafael Portillo Abundis, decidió ultimar a su novia Samaí Alejandra Márquez Salgado, luego de enterarse que la joven, de 25 años de edad, quien asistía al gimnasio donde era dueño, estaba embarazada de él. El “problema” era que Rafael era casado. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que como probable responsable del feminicidio se detuvo a Portillo Abundis, también se detuvo a Claudia Portillo Abundis, hermana del sujeto, ya que durante las investigaciones esta negó haber tenido comunicación con la hoy occisa para que no inculparan a su hermano. Fue el pasado jueves cuando familiares de Samaí Alejandra la comenzaron a buscar y acudieron a la Agencia del Ministerio Público para manifestar que la joven se encontraba como no localizada, ya que no había regresado a su domicilio y tampoco respondía las llamadas en su teléfono celular. La búsqueda, terminó el sábado por la mañana cuando unas personas realizaron el hallazgo de un cuerpo sin vida con características similares a las de Samaí, en el paraje conocido como El rodeo, a orillas de la presa de Valsequillo. Con base en las diligencias practicadas, se confirmó la identidad. Tras el análisis de la información obtenida durante las investigaciones, se identificó a Rafael Portillo Abundis como probable responsable del homicidio, ya que se estableció que aunque el sujeto era casado, sostenía una relación de noviazgo con la víctima y, al enterarse de que Samaí contaba con varias semanas de embarazo, decidió privarla de la vida antes que su esposa se enterara.

 

Portillo Abundis fue consignado al juez penal bajo cargos por falsedad de declaraciones, y se sigue integrando la averiguación previa para proceder también en su contra por el delito de feminicidio y profundizar en el caso, crimen por el cual puede alcanzar una pena de entre 40 y 60 años de prisión. Respecto a cómo fue asesinada la joven Samaí, las autoridades correspondientes asentaron en la averiguación previa 17/2016, que la causa de muerte fue “traumatismo craneoencefálico secundario a herida penetrante por proyectil de arma de fuego”, es decir por un impacto de bala en la cabeza. Además de las señas particulares como los tatuajes atrás del cuello, la zona del hombro y la cadera, sus familiares hicieron pleno reconocimiento del cuerpo. El domingo el cadáver les fue entregado para que le den debida sepultura y ayer mismo fue velada en Libres, municipio de donde era originaria. Por otro lado, si en algún momento la familia de la joven no estaba segura del embarazo de Samai, los resultados de la autopsia lo confirmaron

Please reload

© 2016  periodicodenunciaciudadana.com